«

»

sep 01

Los cuidados de después del verano

Ya casi puedo decir que se ha acabado el verano, lo que no significa que se haya acabado el calor. Pero a excepción de algunos privilegiados o seres de inteligencia superior que consiguen tener vacaciones este mes de septiembre, el resto de los mortales volvemos a nuestra rutina de trabajo, estrés y quehaceres cotidianos

Por lo visto la vuelta a la normalidad nos vuelve locos por las nuevas rutinas y la gente se enzarza en nuevas colecciones que no hacen más que ir vaciando nuestra cartera a la vez que añaden más trastos a nuestras casas.


Y digo yo, si la vuelta a la rutina conlleva una necesidad de gastar más dinero en algo como una colección, ¿no podemos invertir ese mismo dinero en cuidarnos a nosotros mismos de manera constante?

El verano castiga tu cuerpo y crees que con un poco de cremita después de la ducha está todo solventado? Pues no, con eso lo único que haces es dejar tu piel brillante y luciendo un bonito bronceado, pero ni la nutres, ni la cuidas, ni la recuperas de los excesos.

Si al sol, la arena y el agua del mar o las piscinas le añades el estrés que sufres al volver al trabajo y en definitiva a la vida cotidiana, tu piel y todo tu organismo se resiente. Recuerda que muchas veces te he dicho que todo lo que pasa en tu interior afecta a tu cuerpo tanto por fuera como por dentro.

No te gastes el dinero en una compra compulsiva de colecciones inútiles –con todos mis respetos a los que las inventan cada año- y gástate el dinero en ti, en tu cuerpo y en mantenerlo cuidado.

Una alimentación sana, rica en verduras y hortalizas, que nos ayuden a darle a nuestro cuerpo el aporte vitamínico y el agua que a lo largo de los días perdemos con el calor y el sol abrasador.

Exfolia tu piel en profundidad. Un buen baño de vapor, con un masaje exfoliante eliminará las células muertas y la capa de piel más dañada por el sol. Una buena cantidad de crema le dará flexibilidad y te la dejará brillante, lo cual si más no, te hará sentir bien.

Coge esa cantidad de dinero que ya has decidido no invertir en una colección que no te va a servir más que para ocupar espacio y almacenar polvo e inviértelo en un tratamiento de belleza efectivo y real. Olvídate del marketing de las grandes marcas y piensa en qué funciona y qué no. Siempre te he recomendado los tratamientos que utilizo yo y seguiré haciéndolo mientras a mi me den unos resultados tan fantásticos. Sé por mi propia experiencia que hoy en día no hay nada mejor.

Contaminación química, electromagnética, estrés, mala alimentación y poco descanso. Un cóctel muy peligroso para tu cuerpo cuyos efectos no se eliminan con un simple tarrito de crema de 120.-€. Piensa si realmente quieres cuidarte o si solo quieres ponerte unas cremitas de marca al igual que le pones cremita a tus zapatos.

Un comentario

  1. elena

    No podrías decir lo mismo sin echar por tierra las colecciones otoñales?
    Más que nada porque se pueden mosquear los editores.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>