Controlar el estrés (I)

  • Publicado el día marzo 5, 2011 at 7:56 am

Si escribes en google <<cómo controlar el estrés>> obtendrás 2.230.000 resultados en una media de 19 segundos. ¿Crees que te voy a descubrir algo nuevo?


Eso sin contar la información que hay a través de los médicos y profesionales de la medicina que nos informan regularmente tanto de los peligros del estrés como de las maneras de corregirlo.

Hoy no pretendo explicarte nada nuevo. Solo voy a decirte qué me funciona a mí para controlar el estrés. Trucos sencillos que en su día no supe hacer y que, si ahora entrase nuevamente en aquella competición de trabajo, haría para evitar acabar estresada y enferma.

Una de las cosas que yo sentía cuando sufría el exceso de estrés era que no podía con todo, que no llegaba a todo y siempre me quedaban cosas por hacer que eran urgentes de resolver. Esa sensación de no poder hacerlo todo ni de llevarlo todo al día era muy agobiante.

¿Te pasa eso?
¿Y si en vez de agobiarte y angustiarte porque no llegas a todo te paras a pensar qué haces mal?

Si tienes la sensación de que no llegas a todo será porque o bien te has pasado con la cantidad de trabajo y haces más de la cuenta o bien porque has perdido eficacia y/o eficiencia. Analiza porqué no llegas a todo y organízate de nuevo.

Si tienes más trabajo del que puedes asumir tendrás que quitarte carga. Así no lo estás haciendo bien de manera que para hacerlo mal, mejor hacer menos y hacerlo bien, ¿no?

Y si por el contrario no es un problema de exceso de trabajo será que no te organizas bien. Te aceleras, acabas dejando la mitad de cosas a medias y eso te genera estrés y esa sensación de ansiedad. En ese caso, tómate tu tiempo para reorganizarte y planificarte correctamente. Ganarás eficiencia.

Un buen truco consiste en tomarte 10 minutos al acabar el día para planificarte el día siguiente. Simplemente anota en tu agenda o en un papel las cosas importantes que has de hacer al día siguiente. Antes de empezar por la mañana revisa esa hoja. Prueba de hacer esto tan sencillo y verás los resultados que obtienes.

Lo que tengas anotado lo harás con independencia de lo que vaya surgiendo a lo largo del día. No dejarás tareas a medias y te sentirás mejor. ¡Pruébalo!

El próximo día te explicaré otros trucos para controlar el estrés, igual de sencillos e igual de interesantes.

Escribe tu respuesta