«

»

feb 23

Productos enriquecidos… ¿para qué?

Ayer te hice algunas reflexiones sobre los productos enriquecidos. Básicamente pretendía explicar que si los alimentos fuesen como deben ser, naturales, no deberíamos tomarlos enriquecidos con nada.

Si la leche fuese leche de verdad, no necesitaríamos añadirle calcio ni ningún nutriente. En teoría la función de la leche es la de alimentar a las crías hasta que son capaces de ingerir alimentos.

¿Podría existir una leche natural baja y pobre en calcio?

Los cachorros no crecerían. En este caso, si la leche lleva todo lo que necesita para la cría que solo se alimenta de ella, para un adulto hay que enriquecerla? ¡No tiene ningún sentido!


Además, en el caso de la leche enriquecida con calcio, ingerir calcio por sí mismo no sirve de nada. El calcio necesita de otros nutrientes para fijarse en los huesos y realizar sus funciones.

Si quisiéramos que la leche enriquecida con calcio tuviese un extra de calcio útil deberíamos añadirle también un extra de vitamina D y un extra de multitud de complementos que ayuden a que esta vitamina y este calcio cumplan con sus funciones, entre ellas, la de fijarse en los huesos y mantener la masa ósea correcta.

A parte… me gustaría saber cómo es el calcio que le ponen a la leche. Porque después de haber analizado los componentes naturales de los cosméticos, en la alimentación no me espero algo muy distinto.

Encontré un artículo muy interesante en internet sobre el famoso bífidus actiregularis de danone que espero te interese. Si lo quieres leer pincha aquí.

Hay otros productos enriquecidos como los cereales enriquecidos con hierro. En algún sitio de la caja de cereales pone que ese extra de hierro no sirve para nada? Hierro si llevan, pero… ¿en algún sitio pone que para que se absorba el hierro es necesario tomar vitamina C? ui! es un pequeño detalle que han omitido. Pues valen una pasta ¡eh!

¿No sería mucho mejor que los alimentos fuesen naturales? Qué la leche fuese leche, que los tomates tuviesen sabor a tomate, o que las naranjas no supiesen a medicina?

Si tu alimentación es sana, equilibrada y está compuesta por alimentos naturales y de calidad no necesitas que sean enriquecidos con nada, puesto que tu cuerpo no asimilará nada más de lo que necesite.

Te planteo las siguientes cuestiones;

Si puedes escoger entre tomarte una pastillita de calcio todos los días o tomarte un vaso de leche fresca,

¿qué prefieres?

¿Qué es lo que te llama más? Algo sintetizado en la mesa de un laboratorio o algo natural y sano?

¿Para qué crees que está diseñado tu cuerpo?

Para filtrar químicos o para asimilar nutrientes.

Como siempre te diré que con una dieta bien planteada y ajustada a tus necesidades tienes más que suficiente para que tu cuerpo tenga el máximo rendimiento. Conseguirás lo que quieras sólo con cuidar tu alimentación, sin necesidad de gastar más dinero de la cuenta o de hincharte a químicos.

Los complementos deben ser algo muy puntual para cubrir necesidades muy puntuales y no una rutina alimenticia. Un exceso de complementos puede producirte problemas de salud.

Y si no lee el siguiente artículo que también es muy interesante. <<Sanidad alerta sobre el consumo de productos enriquecidos>>

Aliméntate bien y verás que tu cuerpo funciona a la perfección.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>