«

»

dic 15

Las cicatrices del cuerpo. Tratamientos 1ª parte.

Todos nos hacemos heridas alguna vez. Algunos nos las hacemos graves y otros no tanto. Algunos jugando de pequeños y otros por accidente más mayores. Algunos cicatrizamos mal y otros muy bien pero todos tenemos alguna batallita que contar e ilustrar mostrando una cicatriz.

Nunca desaparecen aunque a veces casi ni se ven.

Aquellos que no tenemos la suerte de que nuestras heridas tengan un bonito aspecto por si solas tenemos que echar mano de la paciencia para cuidarlas y ayudarlas en su proceso. El resultado será una pequeña marca que solo se ve si te fijas en ella.

Ni decir tiene que heridas las hay del cuerpo y del alma. Las del cuerpo son más fáciles de cuidar y curar así que presta atención porque estos 5 tratamientos no tienen desperdicio.


Hoy te explicaré los 2 primeros tratamientos que debes hacer, si o si, cuando te haces una herida:

  • Rosa mosqueta y caléndula,

La caléndula tiene muchísimas aplicaciones, sin embargo las que me interesan hoy son las propiedades antisépticas, antiinflamatorias y cicatrizantes. Si la utilizas desde el mismo momento en que te haces la herida su efecto será fantástico.

Recuerdo un día que uno de mis gatos me araño jugando y en la farmacia me dieron una crema de caléndula. Como el arañazo era en la cara me ponía crema cada dos por tres y cicatrizó perfecta. ¡Creo que es la única de mis heridas que no ha dejado ni rastro! Ahora bien, si la herida es muy grave con caléndula no creo que te sea suficiente.

La rosa mosqueta también es un cicatrizante y un poderoso regenerador de la piel. Generalmente se presenta en aceite aunque para aquellos que queráis conseguir un efecto global (y no localizado sobre una cicatriz) podéis tomarla en infusión.

  • Masaje,

Con las cicatrices más importantes, consecuencia de cirugías o cosas así, es muy importante masajearlas.

¿Por qué?

Tras la sutura del cirujano el cuerpo produce mayor cantidad de tejido conjuntivo que es distinto al de la piel. Si no se trabaja la cicatriz el nuevo tejido se adhiere al tejido subyacente. No tendrá movilidad y tendrá un aspecto más… feo.

Básicamente se pueden realizar dos tipos de masaje. En ambos casos se consigue elasticidad y se eliminan las adherencias.

Masaje 1: pequeños (y suaves) pellizcos.

Masaje 2: zig-zag (colocando los dedos a ambos lados de la cicatriz y empujando en forma de Z).

En mis cicatrices me hacía un masaje varias veces al día y sinceramente siempre han tenido mejor aspecto que otras cicatrices de compañeros que no han hecho nada por ellas. El masaje es básico para las cicatrices quirúrgicas. Al principio molesta y es algo doloroso pero con cuidado y constancia mejora muchísimo su aspecto.

Si no ayudas a tu cuerpo, cuando la cicatriz esté formada ya no tendrás nada que hacer.

Recuerda que cuerpo solo tienes uno y que tienes que cuidarlo. No es necesario gastarse una fortuna, solo tienes que tener paciencia y constancia.

Ayuda a tu cuerpo y te lo agradecerá.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>