«

»

oct 05

Segundo método para frenar el envejecimiento ¡Viva las Pastis!

Ya viste algunas curiosidades sobre los cosméticos  que nos ponemos en la piel. Comentamos que tenían una acción localizada y que dejaban una  sensación de bienestar, pero que algunos de sus componentes eran por lo menos dudosos, al menos desde mi punto de vista.

 

Hoy te voy a explicar la segunda manera que tienes para cuidar tu piel. Esta vez, desde dentro mediante algo que se ha puesto muy de moda últimamente y que según publicitan te va a arreglar todos los problemas y vas a rejuvenecer hasta llegar a volver a hacer la comunión. La nutricosmética, vulgarmente identificados por mí como “las pastis anti-agin”.

 

¿Tan fácil?

Me tomo unas pastillitas de vitamina A, C, E etc. etc. todos los días y se me quitan  las arrugas, manchas y mi piel vuelve a ser joven y tersa. Pues no, rotundamente no ¡Ojala!

 

Sobre los nutricosméticos hay bastante información pero muy contradictoria. Unos dicen que son lo mejor de lo mejor y otros dicen que funcionan pero que no es para tanto y que hay que tener muchísimo cuidado con los efectos secundarios que pueden acarrear.

 

¿Entonces?

 

Es un lío patatero contrastar la información y llegar a una conclusión coherente. Pero después de mucho esfuerzo… ahí va mi conclusión:

 

Los comprimidos o nutricosméticos se disuelven en el estómago y se absorben a través de la mucosa intestinal hacia el torrente sanguíneo. De allí son dirigidos a las células donde desarrollarán su función.

Ventajas: son fáciles de tomar, actúan sobre todas las células del cuerpo, son más o menos naturales.

Inconvenientes: y ahí va lo que nunca se dice: en primer lugar, el tomar varios tipos de nutricosméticos, puede dar lugar a que los unos eliminen los efectos de los otros. En segundo lugar, según el tipo de antioxidante que se ingiera, su absorción por estómago es prácticamente nula puesto que los ácidos lo eliminan (por ejemplo el glutatión). Y en tercer lugar, si te pasas de la rosca y tomas más complementos de los que deberías o de los que tu cuerpo necesita puedes alterar y perjudicar a tu hígado. ¿Guay, no? pues yo casi que paso de gastar dinero en algo que no se si funcionará y que si me paso me pondrá el hígado como el de  un pato a punto para paté.

 

En todo caso, los nutricosméticos te los recomendaría para tomar un par o tres de meses antes de empezar la temporada de verano, puesto que en estas fechas entre el sol, la playa, los cloros de las piscinas etc. le damos más caña a nuestra piel y un poquito de ayuda extra desde dentro puede irte bien. Ahora bien, como tratamiento de continuidad, no.

Pero ¿Y si te digo que he descubierto un sistema con el que aumentas el nivel de antioxidantes del cuerpo al nivel máximo al que tu propio organismo pueda alcanzar?

Mola, ¿no?

¿Y  que en vez de untar y/o introducir sustancias hay una manera para que sea tu propio cuerpo el que produzca más nivel de antioxidantes?

¿Mola más aún?

¿Y si además te aseguro que para producir más nivel de antioxidantes tu cuerpo necesita más energía y la coge de las reservas de grasas?

¡¡Sería la repanocha!!

 

 

 

¡Pues no te pierdas el tercer método para retrasar el envejecimiento! Porque te desvelaré uno de mis secretos mejor guardados!

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>