«

»

oct 11

Dormir mal, las ojeras y el envejecimiento prematuro. Primera parte.

Sabías que no dormir, dormir mal o incluso dormir mucho pero no descansar es una causa del envejecimiento? Sí lo sabías porque te lo dije yo hace unos días cuando te explique las 5 causas más importantes del envejecimiento prematuro, pero… por qué?

 

Los expertos dicen que es básico dormir entre 7 y 8 horas cada día pero ambos sabemos que no siempre es posible. Hay temporadas en que el exceso de trabajo, el estrés, las obligaciones o los problemas hacen que duermas menos o peor. Con lo que si estamos en esas temporadas además de tener unas ojeras que parecen el barco de Jack Sparrow envejecemos antes!


En ese caso, ¿si una persona solo duerme 5 horas diarias no descansa nunca? ¡No necesariamente! ¡Porque tan importante es dormir como descansar!

Durante el día tu cuerpo y tu cerebro no paran, de manera que si no descansas bien por la noche no te dará tiempo de recuperarte e irás acumulando cansancio hasta parecer un fantasma.

 

Un día, hablando con unos amigos de la diferencia entre dormir y descansar me pusieron un ejemplo con el que entendí perfectamente la diferencia entre los dos.

Imagina que tu cabeza es una cocina. Un día te levantas, desayunas y dejas los platos ahí. Al mediodía comes y dejas los platos junto con los del desayuno. Por la noche cenas y vuelves a dejar los platos junto con el resto.  Te vas a dormir y los platos se quedan en la cocina. Cada día te levantas y haces lo mismo. Desayunas, comes y cenas pero nunca ordenas la cocina.  Al cabo de unos días tu cocina es un auténtico desastre. No se encuentra nada, todo está desordenado y te causa malestar solo de pensar en ello.

¡Pues tu cerebro es igual!

 

Todo el día estás en pleno funcionamiento haciendo y pensando cosas. De noche, cuando vas a dormir puedes: dormir sin descansar o dormir y descansar. Si no descansas tu cerebro no pone orden en su cocina y deja toda esa información del día sin ordenar. Si descansas tu cerebro ordena toda la información acumulada y se regenera para que al día siguiente te levantes con las pilas bien cargadas!

 

En definitiva, si duermes y no descansas tu cerebro no se regenera. Además se liberan radicales libres que son responsables del envejecimiento prematuro. Pero… ¿qué relación tiene eso con el envejecimiento? Un estudio de la Universidad de Portland en Oregón (EEUU) demuestra una vinculación directa entre descansar y la longevidad.

 

Si duermes bien y descansas tu cerebro vuelve a su equilibrio natural. Te levantas de mejor humor, con un estado físico global mejor y ganas de abordar un nuevo día.

Yo he estado durmiendo mal durante más de dos años. ¿Cómo duermes tú? ¿mal? ¿O duermes bien pero crees que no descansas? ¡Comparte conmigo cómo duermes!

Y si quieres saber cómo he conseguido descansar profundamente… pregúntame.

 

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>